Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Email: evaromeral@hotmail.com



Cómo hacer un refundido

Un jabón refundido es una forma fácil de reelaborar el jabón partiendo de un proceso en frío utilizando un jabón que ya está hecho pero que por algún motivo no nos ha quedado bien y no nos gusta, o se nos ha olvidado echarle algún ingrediente. También pueden refundirse restos de jabones y no importa que procedan de diferentes recetas, que es lo que voy a hacer yo. El jabón se trocea en lo que se llama normalmente fideos o cabello de ángel. He utilizado un pelapatatas.
Se pesa la cantidad de jabón que tenemos porque hay que añadirle más o menos un cuarto del peso total del jabón de líquido. Por ejemplo: mi jabón pesaba 438 gramos, entonces le tengo que añadir la cuarta parte de agua, leche y otro líquido. He echado 110 gramos de agua.Aquí se ve mezclado el jabón con el agua. Se va metiendo en el microondas y se saca cada 30 segundos más o menos, a lo mejor al principio puede estar un poco más de tiempo.

Se le puede echar una cucharada de azúcar porque facilita el refundido.

Se remueve bien para que el azúcar se mezcle correctamente.

Aquí se puede ver cómo por alrededor se forma una espuma. Se mete en el microondas y se saca cada 30 segundos. y se remueve bien.

Aquí se ve que cada vez hay más "espuma" en los laterales. Se sigue metiendo en el microondas.
Se puede ver que va adquiriendo otra textura.


El color rojo ha salido porque uno de los jabones que he utilizado para reciclar desteñía rojo, no todos los refundidos se ponen de este color.

Cuando ya se ve una textura más o menos homogénea le he pasado un poco la batidora para intentar dejarlo lo más fino posible, sin "tropezones."

Es hora de preparar los colorantes, he hecho dos porque quiero hacer dos cosas distintas.

Cuando el jabón está totalmente derretido, pueden añadirse aceites, fragancias, hierbas y el color. He echado aroma de fresa.


Se remueve bien.


Se echa el colorante y se remueve bien.



Aquí se puede ver el resultado. Ya está listo para meter en los moldes.

He utilizado moldes de corazón, que de momento, es el único que tengo para los jabones.


Dependiendo de lo líquido que esté el jabón hay que esperar más o menos para desmoldar. Yo lo he hecho al día siguiente y están más o menos bien.
Los jabones refundidos normalmente tienen un aspecto más rústico y poroso que los jabones de proceso en frío, también suelen ser algo más blandos, por lo tanto menos duraderos. ¿Por qué hacer un recalentado?Porque se pueden añadir ingredientes que no sean esttables bajo condiciones de alta alcalinidad presentes durante el proceso inicial de elaboración del jabón. Aquellas personas que deseen hacer un jabón utilizando aceites esenciales de aromaterapia, el jabón reelaborado retiene todos los componentes de los aceites esenciales excepto aquellos que no son estables, o que se evaporan a las temperaturas requeridas para derretir el jabón. También se pueden añadir hierbas al jabón derretido para conseguir una decoloración sustancialmente menor que al añadirlas al jabón procesado en frío. Además, puesto que la leche es más fácil de usar en este proceso que el agua, ésta es una forma muy sencilla de hacer jabón de leche de cabra.




















6 comentarios:

Nuria dijo...

Te ha quedado fantástico, yo no me llevo bien con ellos.
Besitos.

geminis dijo...

Hola no te conocia y me ha gustado mucho tu blog yo tambien hago jabones de vez en cuando me agrego a tu blog un besito...

cinefola dijo...

hola me encanta, yo estoy tratando de hace ralgunos refundidos y al mio le agregue leche, pero creo que de más y luego los meti en la nevera y cuando se congelaron lindos , pero una vez se descongelaron crema, no quiero perdelros proque realmetne huelen muy bien y esta bine humectantes que sería mejor agregarles una sustancia para endurecer o definitivamene aguarlos mas y hacerlos líquidos

gracias por tu ayuda

Eva dijo...

No sé yo si añadiéndoles alguna arcilla y refundiéndolos otra vez cogerían una textura más dura. Lo que yo haría es darle forma a ese jabón con las manos, por ejemplo haciendo bolitas e incluirlas en otro jabón nuevo y así no lo tendrías que tirar. Espero haberte ayudado. Un saludo.

Anónimo dijo...

muchas gracias tu ayuda me ha servido mucho, al final termine convirtiénole en ligquido y no esta mal, por otro lado me aventure a ahcer nuevos jabones esta vez con menos líquido y han quedao aceptables talves luego añada una foto

Eva dijo...

Me alegro que te haya servido de algo mi ayuda, un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba