Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Email: evaromeral@hotmail.com



Centella asiática

Descripción:
Pertenece a la familia de las Umbelíferas. Es una planta vivaz de raíces fibrosas y blanquecinas. El tallo es nudoso, rastrero y de longitud variable, y emite en cada nudo haces de raíces y de hojas alternas con largos pecíolos, redondeadas y de bordes dentados. Las flores pequeñas y purpúreas, se agrupan en umbelas de tres a cuatro unidades en lo alto de cortos pedúnculos.
Es una planta cosmopolita, perenne, y crece generalmente en lugares húmedos.
Cultivo y recolección:
La centella asiática es una planta específica de Indonesia, donde se encuentra en lugares húmedos, a orillas de zonas pantanosas y de riachelos. Las plantas se recolectan cuando están maduras y se ponen a secar a la sombra en locales aireados.
Usos:
Sus principios activos llamados saponinas o triterpenoides son los principales responsables de los efectos de la centella asiática. A su uso tiene asociados beneficios a la piel en problemas como estrías y celulitis ya que incentiva la producción de colágeno.
Posee propiedades cicatrizantes por activación de fibroblastos de esta manera se utiliza externamente en el tratamiento de úlceras, llagas, éscaras y quemaduras.
Forma parte de preparaciones cosméticas (jabones, cremas, geles) indicadas para combatir celulitis ya que actúa a nivel de la pared venosa (favorece el retorno venoso, ya que activa la circulación de la sangre en las piernas) por lo que se emplea en patologías como várices e insuficiencia venosa crónica.
Se utiliza con éxito contra los eczemas crónicos y rebeldes.
También es diurética y alivia los reumatismos, combate la celulitis y constituye un complemento excelente en las tisas adelgazantes hechas con varias plantas.
Preparar en decocción durante 2 minutos, seguida de una infusión durante 10 minutos, poniendo una cucharada sopera por taza. Tomar dos o tres tazas al día.

1 comentarios:

Feli dijo...

Hola Eva, FELICIDADES!!! por tus blog-s y tus trabajos.
ME ENCANTAN!
Besos.

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba