Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Email: evaromeral@hotmail.com



Hiedra



DESCRIPCIÓN:
La Hiedra es un arbusto perenne, trepador con tallo leñoso; cuyas hojas siempre verdes brotan de largas ramas sarmentosas, que pueden alcanzar grandes dimensiones, tanto en diámetro como en longitud. La Hiedra presenta numerosas ramificaciones con raíces adhesivas, no parásitas, ya que sirven de sostén. Sus hojas son verdes, brillantes, coriáceas, alternas, pecioladas, con forma entre acorazonada, palmeadas y lobuladas, con la cara muy nerviada y olor aromático. La Hiedra se presenta de forma distinta según se trate de ramas estériles o fértiles. El extremo de las ramas fértiles lleva umbelas de flores amarillas. Sus frutos son bayas de color azul oscuro y forma esférica. La Hiedra a menudo se planta también por sus cualidades ornamentales, existiendo numerosas formas cultivadas. Toda la planta es ligeramente tóxica, por ello solamente se suele emplear bajo control medico, siendo su sabor amargo.

LOCALIZACIÓN:
La Hiedra crece silvestre en zonas sombrías, en rocas, florestas, en los bosques, subiendo por los árboles y sobre los muros de Europa y Asia. En zonas templadas de Europa meridional, el norte de África, y en Asia desde la India hasta Japón.
FLORACIÓN Y COSECHA: Época de floración: Septiembre a Octubre.
Cosecha: Hojas — Marzo - Abril y Agosto.


RECOLECCIÓN:
Para su uso medicinal se recolectan las hojas de la Hiedra a mano, en Otoño. Después se ponen a secar en capas finas e incluso a pleno sol en un lugar bien ventilado. Deben conservar su color oscuro y su sabor amargo.



PROPIEDADES:
Antineurálgica, antirreumática, tosífuga, vasodilatadora (la hederina en pequeñas dosis) y vasoconstrictora (la hederina en dosis mayores, provoca efecto contrario), aminora el ritmo cardiaco, emenagoga.


CONTRAINDICACIONES:
» Evitar su uso por vía interna, es ligeramente tóxica.
» Puede resultar abortivo.
» Los frutos son tóxicos y su ingestión produce vómitos, diarreas y sudor frío, etc...
» Son suficientes 2 ó 3 bayas de hiedra para provocarle a un niño una intoxicación grave. Provocan vómitos, diarrea, sarpullidos, convulsiones, delirio fiebre y estado de coma según la gravedad de la intoxicación. Se recomienda provocar el vómito y el lavado de estómago.
» Dermatitis de contacto, mas intensa si la piel está húmeda.


USOS:
• Se usa en decocción, cataplasma, extracto fluido, tintura o pomada.
• La decocción de hiedra alivia las inflamaciones de las vías respiratorias como la bronquitis, calmando la tos y como coadyuvante en el tratamiento de las enfermedades pulmonares.
• Estimula la actividad del hígado y la vesícula biliar.
• La acción moderadora sobre la sensibilidad nerviosa periférica la hacen adecuada para aplicaciones (vía externa en compresas) en casos de reumatismo y de neuralgias.
• Sus hojas frescas, machacadas y hervidas, se emplean en compresas sobre las heridas rebeldes, úlceras varicosas...
• En el tratamiento de la celulitis y varices.
• Prevención y tratamiento de las estrías dérmicas.
• Según el Dioscórides "Las hojas de la Hiedra cocidas con vino y aplicadas en forma de emplasto, sanan toda suerte de llagas, por malignas que sean, y extirpan las manchas que imprimió el sol en el rostro"...
• También dice el Dioscórides "La goma de Hiedra, aplicada, hace caer los pelos y es veneno de los piojos"...
• Las hojas machacadas se utilizan también para eliminar las células muertas de la piel de los pies (aunque pueden irritar las pieles sensibles).
• La decocción de las hojas se utiliza para reavivar el color negro de los tejidos y para teñir los cabellos.

RECETAS:
• Si usas compresas empapadas en la decocción de las hojas de Hiedra o simplemente aplicando las hojas directamente y sujetándolas con una venda (cataplasma), es un remedio excelente casos de heridas, grietas o úlceras de la piel.
Infusión: Pon 100 gramos de hojas de Hiedra en un litro de agua mineral. Hervir durante 15 minutos. Cuela y coloca compresas de esta cocción tan caliente como puedas resistir en las zonas afectadas (cuidando no quemarse). Esta receta ayuda a borrar la piel de naranja (celulitis), desinflamando los tejidos subcutáneos.• En casos de dolores reumáticos y neuralgias (afecciones cuyo síntoma principal es el dolor a lo largo de un nervio. El más frecuente es el que afecta al nervio ciático) se recomienda también el baño al que se añade la decocción de las hojas que, además, relaja. Tanto el baño como las compresas o las cataplasmas calman el dolor y disminuyen la inflamación. La decocción para las compresas y el baño se prepara con unos 30gr. de hojas por litro de agua.
Pomada excelente; cociendo un puñado de hojas frescas de Hiedra en 1 litro de aceite de oliva. Se mantendrá a fuego bajo, para que este no se queme; añadir 200 gr. de cera virgen. Reposar todo de 12 a 24 horas. Calentar y filtrar. Para quemaduras, heridas, golpes, neuralgias y celulitis.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

que tipo de hiedra es esta?? nunca la habia visto

Anónimo dijo...

HOLA EVA

LA FOTO QUE TIENES AQUÍ EN LA HIEDRA ES MELISA.
REVÍSALA. UN SALUDO, TERESA

Eva dijo...

Hola Teresa, la foto es de la hiedra terrestre (Glechoma hederacea, muy conocida en el País Vasco. No es la típica foto de la hiedra de los jardines. Muchas gracias.

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba