Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Email: evaromeral@hotmail.com



Aceites base

Aceite de aguacate: El aceite de Aguacate es un aceite espeso, penetrante, que se absorbe muy rápidamente, y que conviene a todo tipo de pieles. Se usa generalmente como mascarilla en el cabello , aplicándolo sobre este y dejándolo actuar de 15-20 minutos, lavar después con el champú habitual quedando el cabello suave y nutrido. Como aceite corporal es maravilloso para el masaje y el relajamiento muscular. El aguacate es rico en aceite natural, proteínas y vitaminas A, B, D y E, posee además cualidades de “penetración” y “mantenimiento”, lo que le hace especialmente eficaz para las cremas nutritivas. Se parece en su composición al sebo de la piel, y por ello es muy utilizado para el cuidado de la piel seca, escamosa y en vía de envejecimiento. Muy completo en vitaminas A, B, C, D, E, H, K, PP, actúa contra el envejecimiento. Constituido de 2 a 10% de insaponificables, el aceite de aguacate tiene un poder regenerante y reestructurante de la epidermis y estimula el cuero cabelludo. Protege y repara los cabellos secos y muy secos.



Aceite de almendras: Aceite suavizante e hidratante que proporciona elasticidad a la piel. Idóneo como aceite base, mejora la apariencia y el estado general de la piel, especialmente en casos de sequedad, deshidratación o descamación. Indicado para todos tipos de pieles y en particular pieles sensibles, frágiles y secas, ya que las nutre y cura. El aceite de almendras dulces suaviza y repara la piel seca. Aceite de argán: El argán es un árbol originario de Marruecos, y de cuyo fruto se obtiene este aceite. El aceite se obtiene de los huesos del fruto.. En la actualidad tanto la recolección como la elaboración del aceite es llevada a cabo por cooperativas de mujeres.
Propiedades del aceite de argán
Por un lado están sus propiedades nutritivas y de sabor (también se utiliza en la cocina), realmente excepcionales, considerado como el aceite más caro del mundo, (cerca de 100 euros el litro). Además es un aceite sumamente rico en ácidos grasos esenciales, y posee mucha más proporción de vitamina E si lo comparamos con el aceite de oliva. Por otro lado están sus grandes propiedades cosméticas. El aceite de argán es un excelente regenerador, ya sea aplicado directamente sobre la piel, o ingerido en pequeñas dosis (un par de cucharaditas al día), ya que es una gran fuente de antioxidantes.
Aplicación del aceite de argán
Debido a las propiedadas anteriormente comentadas, a la hora de combatir las arrugas, unas gotitas de este aceite pueden hacer casi milagros dejando la piel más lisa y nutrida. Yo recomiendo aplicarlo por la noche, unas gotitas sobre puntos estratégicos, cerca del contorno de ojos, líneas de expresión, etc.. Si eres de piel grasa o mixta, no te recomiendo que abuses de este aceite. Si no te atreves a aplicartelo directamente sobre el rostro también puedes añadir unas gotitas a tu crema hidratante habitual, notarás su efecto casi de inmediato.
Además aparte de ayudarnos a combatir las arrugas, quemaduras, y las manchas en la piel, también sirve para hidratar y nutrir el cabello, sobre todo si eres de pelo seco y encrespado te valdrá con tan sólo añadir unas gotitas de este aceite al champú.




Aceite de avellanas: El aceite de avellanas se obtiene por la presión en frío de las semillas de Corylus avellana,, árbol de la familia de las betuláceas. Se caracteriza por su alto contenido de vitamina A y por ser rico en vitamina E, siendo además destacables los niveles de calcio, magnesio y potasio; también contiene ocho aminoácidos considerados esenciales.Contiene sustancias protectoras, hidratantes y reguladoras de las glándulas sebáceas, por lo que es especialmente adecuado para el cuidado de la piel con tendencia grasa, dermatitis seborréica y/o acné.Su propiedad de penetración, particularmente notable, le convierte en un excelente vehículo para los aceites esenciales, potenciando una acción rápida cuando es necesario, lo que lo hace aconsejable en determinados tratamientos. Aceite nutritivo que ayuda a cerrar los poros. Es usado principalmente en pieles dañadas, atenuación de cicatrices, cuidados del sol, labios resquebrajados y secos; masajes terapéuticos y capilares, y en la piel seca en los pies.


Aceite de borago : es rico en sales minerales que le da propiedades emolientes y una cierta acción antiinflamatoria balsámica, la borraja es eficaz para combatir las erupciones e inflamaciones cutáneas. Gracias a sus ácidos grasos ayuda a mantener el buen estado de la piel y ayuda a combatir enfermedades de la misma.




Aceite de caléndula: la caléndula es conocida por el nombre de “Maravilla”. Su aceite tiene propiedades cosméticas increíbles, se utiliza para mejorar la textura de la piel reseca, agrietada y escamada. Mejora la circulación cutánea. Es un aceite muy emoliente, hidratante y da elasticidad a la piel. Va muy bien para el acné porque desinflama pápulas, desinfecta pústulas, favorece la cicatrización de las lesiones y evita brotes acneicos.



Aceite de cáñamo:El aceite de cáñamo, el que se utiliza en cosmética, se obtiene por primera presión en frío de los cogollos de la planta Cannabis Sativa. Cada vez más las empresas de cosmética natural lo incluyen en sus formulaciones, pues sus propiedades son realmente efectivas para la belleza y la salud de la piel.Es el aceite más rico en ácidos grasos esenciales, del 51% al 62% de ácido linoléico , del 19% al 25% de ácido linolénico, con porcentajes superiores al aceite de onagra o al sésamo y con un alto contenido en vitamina E incluso superior al del germen de trigo.Contiene también antioxidantes, sales minerales y vitaminas indispensables para mantener la piel sana.Tiene propiedades hidratantes, por lo que es ideal para la elaboración de emulsiones hidratantes corporales y mascarillas para el cabello.
Por sus propiedades regeneradoras de la piel, combinado con aloe vera es ideal para después del afeitado, y como champú reconstituyente del cabello combinado con el Karité.


Para preparar un ungüento de aceite de cáñamo hay que mezclar medio litro de aceite de cáñamo caliente con 20gr de cera de abeja pura, por supuesto fundida. Se mezcla bien y se deja enfriar. Este ungüento de aceite de cáñamo será útil para tratar eczema atópico, psoriasis y acné. También tiene aplicaciones cosméticas pues tiene propiedades hidratantes, emolientes y lubricantes.




Aceite de coco: Se emplea fundamentalmente como humectante (en forma de jabones) y actúa sobre la piel como una capa protectora ayudando a retener la humedad. Actúa como un aceite suave y sedoso muy recomendado para piel irritada e inflamada y también se recomienda para aquellaspersonas que tienen una piel sensitiva.


Aceite de Germen de Trigo: Contiene una buena proporción de vitamina E, por lo que se emplea como aceite anti envejecimiento y anti arrugas. Especialmente indicado en tratamientos de contorno de ojos. Debido a las propiedades antioxidantes de la Vitamina E, protege la grasa de la piel de la acción de los radicales libres. Este aceite facial actúa como antiarrugas; es y tonificante gracias al poder revitalizante hidratante del aceite de germen de trigo y regenerador. Suaviza la piel hidratándola y dándole mayor elasticidad, con lo cual también previene la formación de estrías. Es muy recomendable en cutis con las llamadas manchas de la edad.





Aceite de girasol:El girasol es una planta cuyas flores de pétalos amarillos siguen la trayectoria del sol. De hecho,los indígenas de Norteaméricaapreciaron sus virtudes medicinales y nutritivas, y le rindieron culto,pues la consideraban una planta divina que representaba el sol. De sus semillas, las pipas de girasol, se extrae un aceite que se utiliza en cosmética por su acción revitalizante, reafirmante, hidratante y protectora.


Aceite de jojoba: El aceite de jojoba es suave, no es propiamente un aceite, porque carece de ácidos grasos, es rico en ceramidas vegetales, un 96%, similares a los nuestros (se le llama aceite porque tiene esa consistencia líquida). No deja brillos, ni rojeces ni descamaciones, la piel lo absorbe muy bien, la sensación de grasa inicial desaparece en seguida, si la piel es grasa: regula el sebo, si es seca: la hidrata, es un buen humectante, es perfecta tanto para pieles mixtas, secas o grasas, aporta la hidratación necesaria para cada tipo de piel. Ni engrasa ni reseca. Indicado por sus cualidades humectantes contra puntos negros, espinillas barros, sarpullidos. Por sus características, regula la oxidación de los radicales libres, previene y trata las arrugas. Tiene un efecto emoliente con propiedades suavizantes y descongestionantes.


Aceite de Germen de Maíz : Se obtiene por presión en frío de germen de maíz fresco. Es rico en vitamias A, D, E, ácidos linoléicos y oleicos.Por su composición, protege la piel de los efectos del agua calcárea, viento, sol...Posee una particular cualidad de limpiar y depurar la piel, por lo que es muy indicado como desmaquillador y limpiador de la piel muy seca y sensible. Y muy especialmente en cutis con comedones. Es un excelente vehículo de los aceites esenciales para su aplicación en masajes. Nutre e hidrata, y se puede emplear regularmente para el cuidado corporal.Contiene un elevado contenido en ácidos grasos e insaturados, por ello es ideal para la fabricación de pastillas de jabón.No es comedogénico.


Aceite de macadamia:El aceite virgen de Macadamia se obtiene del árbol Interglifolia Macadamia originario de Australia. Su composición, especialmente rica en ácidos oleicos, linoléicos y esteroles (Avenasterol), le confieren propiedades muy suavizantes y calmantes. Es un aceite fino, fluido y ligero, que aporta los elementos nutritivos necesarios para conservar la piel luminosa y sana. Devuelve elasticidad, turgencia y tonicidad a la piel desvitalizada, por lo que su uso se hace fundamental en el cuidado de la piel fláccida. Esta acción específica se complementa con el aceite de Sésamo. Excelente como vehículo natural de los aceites esenciales. No es comedogénico. El Aceite de Macadamia es un producto fino, penetra la piel fácilmente dándole brillo. Suavidad y una textura sedosa. Posee un gran poder emoliente, además nutre, protege y devuelve elasticidad, turgencia y tonicidad a la piel desvitalizada. Su uso es fundamental en el cuidado de la piel flácida. Es un aceite liviano que ayuda a retener y mejorar la humedad de la piel sin tapar los poros, protege contra las agresiones del sol, y su acción antienvejecimiento permite luchar contra la oxidación de las células.


Aceite de Neem: El aceite del neem es probablemente el mejor producto actualmente disponible para tratar la psoriasis. Además hidrata y protege la piel a la vez que ayuda a curar otras lesiones. Está indicado para pieles secas, con escamas, o irritadas. Experimentos realizados en pacientes con psoriasis demostraron que un tratamiento combinado de ingesta de extracto de hojas y uso tópico de aceite de semillas logró resultados equiparables a los obtenidos con aplicación de cortisona. Con el extracto de la semilla del neem, se fabrica un jabón para el lavado de todo el cuerpo y también con este extracto se hace un combinado para aplicar sobre las zonas afectadas; los resultados maravillosos de este producto hacen que cesen los picores y dolores, sintiendo un gran alivio, mientras que se reduce la rojez de las lesiones y el tejido cicatricial irá restaurando las llagas hasta hacerlas desaparecer al cabo de un tiempo.



Aceite de oliva: Los jabones con proporción alta de aceite de oliva resultan emolientes, nutritivos, ricos en vitaminas y antioxidantes... El aceite de oliva es una fuente muy rica en ácidos grasos esenciales que contribuyen a restaurar los niveles naturales de humedad de la piel. También tiene propiedades suavizantes, relajantes y tonificantes. . El aceite de oliva tiene innumerables propiedades cosméticas: restaura los niveles de humedad de la piel, reconstruye las membranas celulares de la piel, tonifica la epidermis y le da firmeza y protege la piel contra agentes ambientales externos.



Aceite de onagra:Un elemento esencial de la cosmética antienvejecimiento El aceite se obtiene por presión en frío de las semillas de una planta originaria de América del Norte llamada Oenothera biennis.También se la conoce como prímula y sus efectos suelen ser muy ponderados en el mundo entero La importancia del aceite de onagra radica en que incorporan en su composición índices muy elevados de ácido linoléico y ácido gamnialinoléico dos ácidos grasos esenciales de la serie W6 (omega 6).
Además de su indudable valor nutricional, el aceite de onagra tiene propiedades antienvejecimiento de los tejidos epidérmicos, pues favorece la regeneración del crecimiento celular, revitalizando las células envejecidas, dándole mayor vitalidad y mejor elasticidad, ayudando a mantener la tersura y suavidad natural de una piel joven. El aceite de onagra ha sido durante mucho tiempo utilizado para el tratamiento común de la piel, y hay pruebas de que puede ser eficaz contra el acné, rosácea y el eczema. Se piensa que el GLA en el aceite de onagra ayuda a controlar la inflamación, así como el picor y enrojecimiento a menudo asociados con estos trastornos comunes de la piel.
Aceite de ricino: El ricino es un arbusto que se conoce bajo el nombre científico de Ricinus communis L. Es nativo del sur de Asia, concretamente de la India, y se encuentra muy desarrollado en la zona tropical africana. Además, pertenece a la familia de las euforbiáceas. Es enriquecedor y calmante; si se añade a algún aceite acondicionador y contra la caspa, contrarrestra de inmediato los efectos desecadores causados por los tintes químicos, el sol estival y el aire marino cargado de sal. El aceite de ricino es excelente para fortalecer las uñas y además proporciona una rica variedad de aceites corporales, abrillantadores para los labios y aceites de baño, todos los cuales enriquecen y benefician a las pieles secas. Especialmente aconsejado en tratamientos capilares ya que proporciona brillo y protección al cabello seco y castigado por tratamientos agresivos.

Aceite rosa de mosqueta: Retrasa el envejecimiento cutáneo, elimina cicatrices ( también las de quemaduras), recupera y regenera el tejido cutáneo. Es ideal para la prevención de estrías, Es un buen antiarrugas porque, atenúa las líneas de expresión. Dos de sus principales ácidos grasos poliinsaturados: el linoleico y el linolénico, son generadores naturales del colágeno. El jabón de rosa de mosqueta es perfecto para hidratar nuestras manos, y prevenir su envejecimiento, aporta flexibilidad a la piel, le da suavidad y luminosidad. Al ser un humectante natural de la piel, es perfecto para prevenir la sequedad de zonas propensas como: talones, codos, rodillas...; previene y corrige el fotoenvejecimiento de la piel.





Aceite de semilla o pepita de uva: Este aceite se obtiene por presión de las pepitas que quedan como restos después de prensar la uva para la extracción de mosto. Es una importante fuente de nutrientes antioxidantes. Sus componentes permiten atrapar los radicales libres generados por los lípidos vulnerables de la piel. Por ello su aplicación permite reducir el daño de la piel.También es importante su alto contenido de ácidos grasos omega-6, ácido graso esencial para el organismo humano. Investigaciones han mostrado que algunas deficiencias de la piel como eczema, psoriasis y dermatitis se relacionan con bajos niveles de consumo de ácidos omega-6.Este tipo de ácidos grasos se absorben fácilmente en la piel incorporándose a ella para mejorar las funciones esenciales de las células. Por ello el aceite aplicado tópicamente sólo o en fórmulas dermocosméticas aprieta, afirma y tonifica la piel. Es muy usado en pieles con acné y celulitis.



Aceite de Sésamo: revitaliza la piel y se aplica en los tratamientos contra la flacidez, tiene reconocidas propiedades como filtro solar. En algunos aspectos como nutritivo cutáneo es similar al aceite de rosa de mosqueta Hidrata, nutre, reconstituye la piel y previene su sequedad.




Aceite de zanahoria: Extracto oleoso obtenido gracias al arrastre de un aceite vegetal sobre la pulpa de la zanahoria. Contiene una gran variedad de vitaminas, sobre todo las del tipo A, B, C, D y E. La vitamina A combate el envejecimiento cutáneo y da flexibilidad y suavidad a la piel. La vitamina B interviene en el proceso de regulación de las secreciones sebáceas. La vitamina C, además de aumentar el efecto de la vitamina E, ayuda a proteger la piel frente a las agresiones medioambientales y a prevenir la aparición de arrugas ocasionadas por el paso del tiempo. La vitamina D aumenta la tersura y la elasticidad de la piel.La vitamina E combate los radicales libres responsables del deterioro cutáneo y favorece la retención de agua en los tejidos cutáneos.
Tonificante de la piel, combate el envejecimiento cutáneo y protege la piel. Ideal para pieles secas y desnutridas. Puede utilizarse como bronceador.

4 comentarios:

ichije dijo...

Muchisimas gracias,la informacion,no podia ser mas completa,menudo trabajo el tuyo,traerla hasta aca

Eva dijo...

De nada Ichije, espero que le resulte útil la información a todo el mundo. Me gusta tener mis apuntes ordenados porque a la hora de estudiar la formulación de un jabón me parece más cómodo tenerlo todo junto.

Eric dijo...

Hola Eva,

Me gustaría saber donde consigues todos esos aceites. Sabes de alguna tienda por internet que venda aceites ecológicos?
Gracias

Eva dijo...

Hola Eric, los aceites los consigo de Isa de jabonyvida@gmail.com o de Susana de jaboneriadesuval@hotmail.com.

En este blog está Ana y ella lo hace todo con aceites ecológicos, quizás ella te pueda ayudar.
http://potingesbioymas.blogspot.com/

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba